Vida nueva en las redes sociales: el caso Zilla Van Den Born

Las redes sociales son el lugar donde mostramos nuestras vidas, por lo general. Pero, como ya hemos hablado alguna vez, en realidad mostramos nuestra parte bonita o más exótica. En parte para sentirnos bien nosotros y en parte para presumir o reforzar nuestro ego delante de los demás, para que nuestra reputación digital aumente. En fín, pueden ser múltiples los motivos. Pero lo cierto es que también puede dar lugar a manipulaciones y mentiras. Tal es el caso de Zilla Van den Born, de la que te voy a hablar hoy. 

“La mentira es un triste sustituto de la verdad, pero es el único que  se ha descubierto hasta ahora”. 

Elbert Hubbard, ensayista estadounidense

Si no has oído hablar de Zilla Van den Born te diré que es quizás una de las historias que más saca a la luz los trapos sucios de las redes sociales, o lo fácil que estamos expuestos al engaño, a la manipulación. Cómo dirían en el anuncio, “permítame que insista” pero es la pura verdad. Zilla es una joven holandesa que quiso demostrar esto y se inventó un viaje con el que engañó a todos, incluída su propia familia, gracias a las redes sociales.

Zilla  comunicó que se iba de viaje por el sudeste asiático durante seis semanas y acto seguido pasó a encerrarse en su habitación durante ese tiempo. Se dedicó a preparar en su ordenador, con ayuda del famoso programa de imagen Photoshop un montaje que diariamente iba mostrando en las redes todo su viaje.

Hay que decir que el objetivo de Zilla no era el engaño sino una especie de reivindicación para mostrar al mundo los peligros de las redes sociales y los milagros que puede hacer PhotoShop. Quizás también mostrarnos que no es muy inteligente dejarnos llevar por esa especie de segunda vida (Second Life) digital, quizás plagada de mentiras, falsedades y manipulación a raudales.

De hecho fue ella misma la que anunció el engaño en las mismas redes sociales. También hizo un vídeo en el que explica cómo hizo cada una de las fotografías falsas y además muestra la reacción de sus familiares y amigos al descubrir la verdad.

Todo parecía idílico, la joven mostrando diariamente en las redes sociales las etapas de su viaje con imágenes totalmente falsas pero perfectamente preparadas para que todos pensaran que el viaje era real.

 

 

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

Deja un comentario