¿Qué es la impro teatral?

Hoy hablaré un poco de la Impro Teatral, un tipo de teatro en el que la rapidez mental y la palabra juegan un papel fundamental. Como su propio nombre indica se trata de improvisación teatral, pura y dura. Sin un guión establecido y en la mayoría de los casos sin papeles concretos para los actores o improvisadores.

“La improvisación es la verdadera

piedra de toque del ingenio”

Moliére, dramaturgo y humorista francés

Aunque la Impro Teatral no es aún un género muy conocido por el público su andadura comenzó hace décadas y en los últimos años se está desarrollando todo un movimiento de este tipo de teatro en España aunque en países como Argentina o países anglosajones el público aficionado a este estilo es ya bastante numeroso.

La técnica consiste en que los improvisadores (generalmente dos aunque se puede hacer con un número mayor aumentando la dificultad) salen a escena y con algún tipo de iniciativa por parte del público comienzan a desarrollar una escena desde cero. Normalmente el elemento del público suele ser una propuesta de lugar donde desarrollar la escena, una frase, un tema, etc. En pocos segundos los improvisadores establecen su propio personaje (sin saber qué personaje desarrollarán sus compañeros de escena) y comienzan un diálogo o una acción inventando la historia.

Para desarrollar este tipo de espectáculo se hacen fundamentales algunas premisas que el improvisador debe cumplir: ser imaginativos, desarrollar una escucha activa al público y sus propuestas y sobre todo a sus compañeros de improvisación y una capacidad para crear historias desde la nada, ser capaces de continuar dicha historia hasta el final por muy complicada que parezca.

Aunque se suele asociar la Impro Teatral al humor lo cierto es que no siempre tiene que ser así aunque es lo habitual. También existen varios formatos dentro de la Impro, los más utilizados son:

Catch. Diversos pases de improvisaciones cortas de manera libre, escenas que suelen durar de tres a cinco minutos cuyo objetivo es hacer reír al público.

Match. Se basa en el catch pero con la peculiaridad de que es competitivo. Normalmente los improvisadores forman dos o más equipos y se enfrentan entre sí ganando quien recibe más puntos del público y con la mediación de un árbitro.

LongForm. Con las mismas técnicas de improvisación y varias escenas distintas pero todas formando parte de una misma historia cuyo desarrollo suele no ir acompañado al humor aunque también puede ser así.

 

Imagen: Danilo Urbina en Flickr.com con licencia Creative Commons

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

Deja un comentario