¿Por qué no estoy en Facebook?

“¿Por qué no estoy en Facebook?” es un documental emitido hace poco en Documentos TV de La 2. El protagonista de dicho documental se pregunta los motivos por los que no tiene un perfil en esta popular red social a raíz de la llegada de su hijo a la edad de 13 años en la que legalmente podrá hacerse un perfil, cosa que le pide en repetidas ocasiones. Se trata de una reflexión en tono de humor sobre la principal red social del mundo y que animo a que veáis.

“En la vida solo existe lo que compartimos con el mundo, a través de facebook; parece casi como si la vida hubiera dejado de tener sentido si no la ampliamos y escenificamos en las redes sociales”, experto en adicciones dentro del documental “¿Por qué no estoy en Facebook?”

Debo decir que personalmente me encuentro en una situación muy cercana a la del protagonista. Yo si tengo Facebook pero siempre me planteo el por qué. En su momento me lo abrí por inercia, casi todos mis amigos se habían abierto el perfil  y lo cierto es que he pasado por diversas fases tanto de amor como de odio hacia la misma. El documental lo puedes consultar en la web de Radio Televisión Española.

Por eso me ha resultado interesante este documental ya que refleja en parte el proceso que cualquiera podemos haber vivido. Desde un amor casi enfermizo o adictivo hacia la red de Mark Zuckerberg hasta el odio y la animadversión más acérrima. En la actualidad yo también me planteo si debería seguir en Facebook y qué me aporta en realidad.

El documental ¿Por qué no estoy en Facebook? que comienza siendo muy crítico con esta red social termina siendo bastante condescendiente  con ella. El motivo es que en realidad no es Facebook el problema sino el uso o los problemas reales de las personas que están detrás de los perfiles, la falta de privacidad, los riesgos, el egocentrismo, etc.

Te animo a que veas el documental completo ya que te adelanto que la reflexión más inteligente y coherente, en mi opinión, la da un niño de 13 años al final del mismo. La explicación de lo que para mi debería ser cualquier red social, una ayuda para el ser humano, una herramienta, no el centro de nuestra vida.

Y hay que reconocer que ésta red social como otras muchas nos han permitido grandes beneficios: descubrir gente con la que habíamos perdido el contacto, información en tiempo real, debates sobre temáticas que nos interesan, contacto con amigos y conocidos, conocer gente nueva, conocer cosas de su vida.

Pero también se nos manipula, nos absorbe, nos engancha, nos hace olvidarnos de vivir plenamente, refuerzas nuestras actitudes egocéntricas y ególatras,

¿Y tú?, ¿te planteas también por qué no estas en Facebook o por qué sí lo estas? Cuéntame tus impresiones y tu opinión mediante un comentario.

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

Deja un comentario