PidolaPalabra renueva contra la manipulacion.

El verano ha sido largo para PidolaPalabra. Ha sido largo de manera deliberada para formarme, observar y aprender. Y desde luego que este periodo y este proceso han sido muy provechosos y satisfactorios. Y por eso hoy PidoLaPalabra vuelve de nuevo con nuevas ideas y sobre todo nuevos enfoques. Y siento la necesidad de explicar tanto los hechos que me han hecho aprender como las reflexiones que han suscitado en mí.

“El miedo, (…), recuérdalo, administrado sabiamente es la mejor de las armas, especialmente para manipular a un pueblo inculto e influenciable.”

Santiago Posteguillo, escritor español.

La mentira y la manipulación en los atentados terroristas.

Todo comenzó con los atentados de Barcelona. Un momento triste sin duda para todos. Por partida doble. Primero por el atentado en sí, es obvio y segundo por varios hechos que me hicieron reflexionar mucho sobre el ser humano y sobre los modelos comunicativos que estamos utilizando:

– Los medios de comunicación fueron víctimas de engaños constantes. Si, durante varias horas de aquel día los medios de comunicación se hicieron eco de todo tipo de mentiras. Terroristas atrincherados en bares con rehenes, nuevas explosiones. En mi opinión mezclaron la vieja ansia periodística de dar la “exclusiva” con las redes sociales de las que se nutrían como fuentes. Y aquello fue una mezcla nefasta que dice poco de los medios de comunicación de nuestro país y que, en mi opinión, no ha tenido mucho debate crítico posterior.

La maldad humana no tuvo límites. Lo comprobé, y creo que como yo muchos más, cuando vimos videos en las redes sociales en las que se veía a víctimas de los atentados, heridos sin nadie atendiéndoles pero sí con una cámara delante grabándolos. ¿Es esa actitud propia de humanos o más bien de máquinas? ¿O quizás hasta hemos superado a las máquinas en insensibilidad?.

– Y por último la facilidad con la que, de manera generalizada, todos caímos en la trampa de los bulos y las mentiras en la red. Algunas absolutamente trabajadas con vídeos, audios… todas ellas para mentir, añadir miedo a la población. ¿Quién los creó? ¿Con qué objetivos? Parece que hay muchos que les encanta mentir incluso en los momentos más oscuros y cuando más necesitamos de la implicación y la ayuda de todos o simplemente es que hay todo un subgrupo en las redes sociales jugando a ser periodistas (malos periodistas). El peligro es grande, muy grande.

La independencia catalana y la manipulación política.

Y cuando ya los ecos de las bombas habían pasado llegaron otros sonidos de guerra desde las mismas latitudes. El llamado “process” por el que una parte de la sociedad y la política catalana desean la independencia dio lugar a una de los momentos más inciertos y violentos de la historia reciente de nuestro país. Y aún no resulto cuando escribo estas líneas.

Y aquí el nivel  de manipulación mediática ha sido brutal, por ambos lados del conflicto. Manipulación mediática pura y dura en todas sus formas.

Y por supuesto esa manipulación también se trasladó a la sociedad, a los tuiteros y demás usuarios en redes sociales. Quizás los mismos que quisieron jugar a los periodistas anteriormente.

Pero esta vez con una intencionalidad manifiesta de manipular políticamente a la sociedad.

Y en mi opinión este proceso es tan grave o más que la manipulación en momentos de emergencia como fue el caso de los atentados.

Por todo ello he decidido continuar con este blog, con PidoLaPalabra. Seguiré analizando las redes sociales, sus peligros, sus avances y sus progresos. Pero sobre todo dedicaré tiempo, todo el que me sea posible a analizar la manipulación ya no sólo en las redes sociales sino también en los grandes medios de comunicación.

Debemos entre todos trabajar para sacudirnos toda esa manipulación que sólo busca modificar nuestra forma de pensar sobre las distintas cuestiones de manera perversa. Se agradece cualquier ayuda.

Imagen: MalditoBulo en Twitter.

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *