Mundos virtuales, una realidad

Si hablamos de mundos virtuales solemos pensar en juegos on line o sitios de internet tipo Second Life, aquel invento que parecía que iba a revolucionar las relaciones sociales pero al final quedó en nada o poco. Quizás también pensamos en algunas obras de ciencia ficción como la trilogía Neuromante de Willliam Gibson o la saga cinematográfica Matrix. Pero lo cierto es que esta posibilidad es muy real desde hace ya varios años, al menos en la teoría.

 

“¿Qué es real? ¿Cómo defines lo real? Si estás hablando de lo que puedes sentir, lo que puedes oler, lo que puedes saborear y ver, entonces lo real son simplemente señales eléctricas interpretadas por tu cerebro”. Morfeo (Personaje de la película Matrix)

La posibilidad de crear todo un mundo virtual que sólo se encuentre en nuestro cerebro es teóricamente posible desde hace ya años. No sólo eso, sino que la tecnología necesaria para ello lleva varios años patentada y registrada y nada más y nada menos que a nombre de un gigante de la tecnología como es la empresa Sony.

El sistema en cuestión, que sólo está desarrollado de manera teórica pero no de manera práctica utilizaría los ultrasonidos para activar las neuronas necesarias en nuestro cerebro que acarrearían la creación de un mundo virtual en nuestra mente. No harían falta ni gafas para ver la realidad virtual, ni otro dispositivo, directamente nuestro cerebro crearía o copiaría el mundo ficticio como si fuera real. Aún no sabemos si podríamos distinguir la diferencia entre el mundo real y lo que nuestro cerebro estuviera inventando.

Dedicaremos unos días a hablar sobre esta posibilidad que ilusiona y asusta a la vez. Pensemos la cantidad de posibles aplicaciones de una tecnología de estas características, tanto para hacer crecer a la humanidad como para manipularla o destruirla.

Queda a la imaginación de cada uno pero pensemos en la posibilidades educativas de una tecnología así: revivir la historia para entenderla, aprendizaje de pilotaje, por citar sólo algunas opciones. También las posibilidades lúdicas: viajar sin necesidad de hacerlo físicamente, practicar deportes de riesgo sin riesgo, etc. Pero también pensemos la posibilidad de que esta tecnología será utilizada para engañar y manipular a las masas o con fines bélicos.

De hecho, los más conspiracionistas ya sostienen que esta tecnología ya puede estar siendo utilizada manipulándonos o incluso haciéndonos vivir en una especie de Matrix (como en la trilogía de los hermanos Wachowski), si lo pensamos bien el argumento es bastante parecido. Para opiniones o sospechas los gustos, cada uno tendrá su propia teoría.

Pero sabiendo que existe esa tecnología lo que nos toca es pensar en sus posibles aplicaciones, lejos de tenerle miedo. No debeos, a priori, convertirnos en inquisidores de la tecnología, cualquier avance científico o tecnológico es una buena noticia para la especie humana, nos puede ayudar a conocer y adaptarnos mejor al medio pero debemos preocuparnos y inmiscuirnos en el debate de aplicar dichos avances de manera positiva y en pos del progreso, no de la destrucción.

 

Imagen: Flood G en Flickr.com con licencia Creative Commons

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

1 thought on “Mundos virtuales, una realidad

Deja un comentario