La “Ciberyihad” del DAESH. Las redes del mal

Algo de lo que llevo tiempo oyendo hablar y no he investigado aún mucho es la acción del ISIS o el DAESH en las redes sociales. Y no he investigado porque confieso que me aterra pensar que esta organización terrorista pueda estar difundiendo su actividad a través de internet tan libremente como parece que lo está haciendo. Y lo más sorprendente de todo: está reclutando terroristas a través de las redes sociales.

“No olvidemos nunca que el terrorismo es, en el fondo, en su naturaleza maligna, una guerra psicológica”.

Norm Coleman, ex senador de EEUU.

Me parece un caso de estudio que puedan estar reclutando futuros terroristas a través de las redes sociales y me suscitan dos dudas. ¿Cuáles son los mecanismos psicológicos que utilizan para ser capaces de manipular y convencer a gente de que se unan a su lucha sólo a través de redes digitales? ¿Cómo es posible que las empresas y sitios webs de los que se sirvan no sean capaces de actuar para impedir esto?

Según datos de la ONU, sólo en 2015, 35.000 personas se unieron a sus filas gracias a su difusión en internet. De hecho, según datos del Ministerio del Interior, la captación de adeptos en la calle ha pasado de un 50% a sólo un 20%, parecen haber optado claramente por su proselitismo a través de las redes sociales digitales.

Por lo que parece el trabajo en las redes del DAESH es sorprendentemente profesional: videos con calidad muy alta, infografías, notas de prensa, agencias, gabinetes de comunicación. Elementos para los que hace falta mucha financiación y bastante conocimiento en la materia.

Son capaces de segmentar y analizar bien a su público para elaborar unos mensajes efectivos. Y tan efectivos que consiguen gente que, sin haberles visto en persona, están dispuestos a matar o inmolarse por su “causa”. Exprimen la imagen del futuro yihadista como un héroe y por tanto, una figura a imitar.

Twitter y Youtube, las preferidas del ISIS.

Twitter y Youtube parecen ser las plataformas más utilizadas, además de programas de mensajería instantánea como Whatsapp o Telegram.

Según un estudio sobre Twitter y terrorismo publicado en Marzo de 2015, el DAESH tenía hasta 46.000 cuentas relacionadas con ellos. Además se detectaron otras 6.000 cuentas que utilizaban bots para publicar su contenido de manera automática. Twitter cerró, en ese mismo año 2015, unas 125.000 cuentas vinculadas con el ISIS. Esta técnica de abrir cuentas masivas es precisamente, uno de los obstáculos para que esta red social pueda combatir contra ellos.

Youtube es el otro buque insignia de los terroristas. Sus videos son de una calidad muy alta y utilizan componentes necesarios para convertirlos en virales. Imitan a video juegos de éxito mundial como Call of Duty o series como Homeland. Su objetivo claro es un público juvenil.

Sin duda aterra pero os voy a dar una buena noticia: no son pocos los que luchan contra el DAESH también en este campo. Desde gobiernos a organizaciones internacionales o grupos hacktivistas como Anonymous han llevado a cabo diversas campañas contra ellos también en las redes sociales.

 

Imagen: Trish Hamme en Flickr.com con licencia Creative Commons.

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

Deja un comentario