Pidolapalabra

Gran Hermano Facebook

Imagen de Julen Haler en Flickr.com

¿Nos hemos parado a pensar que nos aportan redes sociales como Facebook o Twitter? ¿Son algo importante en nuestras vidas que satisface una de nuestras necesidades básicas o se trata de un simple juego o divertimento? La respuesta está en cada uno sin duda, pero también debemos reflexionar sobre estas preguntas ya que, en muchas ocasiones el ser humano puede pasar una vida entera sin hacerse las preguntas necesarias e importantes sólo por seguir la “corriente”, el “status quo” o el ritmo de las cosas. La frase recurrente de “las cosas son así” asoma a nuestra existencia de manera demasiado frecuente.

“Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla”

Sigmun Freud, médico y psiquiatra austriaco

 

Y es interesante que debatamos sobre todo esto sobre todo porque muchos de nosotros hemos convertido estas redes sociales en una especie de Gran Hermano, que, como ya hemos comentado anteriormente, parece algo meramente lúdico pero se convierte en toda una herramienta de manipulación y control (o automanipulación). Realmente podemos estar poniendo mucho más de nosotros en ello de lo que pensamos.

Las redes sociales se prestan a que contemos todo, demos explicaciones de cada uno de nuestros pasos y de nuestros pensamientos. Nuestra ideología queda marcada para siempre o casi para siempre en internet y ante todos los que puedan vernos, incluidos empresas, gobiernos y organismos internacionales de todo tipo cuyas intenciones no siempre están claras.

Y no sólo contamos todo o casi todo sobre nosotros, incluso lo que no queremos contar (ya lo hacen otros) sino que todo esa vida y ese pensamiento parecen expuestos automáticamente a una especie de juicio público por el mero hecho de ser publicado. Los demás pueden condenarnos, criticarnos, juzgarnos sin ningún tipo de mecanismo éticamente legal, simplemente porque “internet es así”. El Gran Hermano se ha hecho extensible a millones de habitantes en occidente. El espectáculo continúa.

Google o Facebook saben más de nosotros que nosotros mismos. 

¿Nadie se ha parado a pensar en toda la información que tienen sobre nosotros las grandes multinacionales gracias a ciertas herramientas de internet? ¿Nadie cree que Google o Facebook, por citar a los más grandes saben más cosas de nosotros que casi nosotros mismos? ¿Dónde están los límites y quien los pone?.

No nos alarmemos, hagámonos preguntas

Ciertamente nuestra actividad en la red otorga más información sobre nosotros que casi cualquier estudio de mercado y de la forma más económica posible. Lo malo es que aún no sabemos cuantos nos están simplemente estudiando a través de las redes, observando y recabando información sobre nosotros y cuantos ya han dado un paso más y están, directamente, experimentando con nosotros, accionando y probando sus planes y proyectos.

Quizás esto sea alarmista o infundado, nada más lejos de mi intención asustar a alguien sólo busco que… nada sea como nos dicen, simplemente pensemos y hagámonos preguntas.

 

Imagen: Julien Haler en Flickr.com con licencia Creative Commons

Deja un comentario