Gran Hermano: el origen de la manipulación

Si nos mencionan “Gran Hermano” lo más probable es que nos venga a la cabeza un popular Reality Show de la televisión a nivel mundial. Quizás pocos saben de donde se sacó la definición. Procede de una novela distópica de George Orwell, “1984” en la que el Gran Hermano es un líder manipulador y absolutamente esclavizante para el ser humano. Aunque el reality actual tenga objetivos meramente lúdicos tiene ciertas similitudes con el original de George Orwell que asustan y nos hacen pensar si hay algo más detrás de esta idea. 

“Lo más característico de la vida moderna no era su crueldad ni su inseguridad, sino sencillamente su vaciedad, su absoluta falta de contenido”

Fragmento de 1984, de George Orwell

El binomino Gran Hermano fue concebido por el escritor británico George Orwell en su novela 1984. Esta novela distópica, un subgénero dentro de la Ciencia Ficción. En ella el protagonista se desenvolvía en un mundo del mañana en el que la humanidad se encuentra absolutamente controlada y vigilada por un ojo, un Gran Hermano, un líder que vigila todos los espacios de la vida, desde las calles hasta la vivienda privada gracias a una infinidad de cámaras. A través de unos monitores el líder lanzaba las consignas a una población sin absolutamente ningún secreto ni vida privada (hasta los pensamientos del individuo intentan ser controlados gracias a la “policía del pensamiento”.

No quiero decir aquí que quienes concibieron e idearon el programa televisivo Gran Hermano (uno de los de más éxito en la televisión actual y que se emite en numerosos países del mundo) tuviesen unos objetivos ocultos pero lo cierto es que parece que los objetivos que se consiguen son muy parecidos.

“La ignorancia es la fuerza”,

Fragmento de 1984

Si en la novela de George Orwell el Gran Hermano es utilizado para controlar a la población de manera directa, en el Show televisivo a quien se controla es a unos concursantes en una casa, pero consigue que millones de personas se enganchen a la pequeña pantalla y a las historias y disputas que en él se van desarrollando hasta el punto de minimizar u olvidar sus propios problemas cotidianos. Asusta que este programa supere en audiencia con diferencia a muchos programas informativos, de debate o educativos. ¿Implica esto que los problemas banales, insustanciales y artificiales de una pequeña casa son capaces de inquietarnos e interesarnos más los grandes conflictos o dramas humanos?

Cada uno tendrá su opinión y aquí estamos para escucharlos y debatirlos, pero añado sólo unas frases de la novela para la reflexión:

“La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza”, resumen del pensamiento del Gran Hermano, gran líder y dictador dentro de la novela.

“Lo más característico de la vida moderna no era su crueldad ni su inseguridad, sino sencillamente su vaciedad, su absoluta falta de contenido”, resumen que el protagonista hace del mundo en el que vive en “1984”.

¿Se parece esto en algo a lo que estamos viviendo?

 

Imagen: GreenSambaman en Flickr.com con licencia Creative Commons

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

Deja un comentario