El origen de Internet

Mucho hemos hablado de internet y cómo afecta a nuestra vida pero hasta ahora no hemos tratado el origen de esta enorme red de comunicación tan importante en el mundo de hoy en día. Hoy vamos a comenzar a hablar de ello, quizás conociendo cómo se fraguó la actual internet nos ayudará a entenderlo un poco mejor.

“Internet es una gigantesca máquina de espionaje al servicio del poder. Debemos luchar contra esta tendencia y convertirla en un motor de transparencia para el público, no sólo para los poderosos”.

Julian Assange, ciberactivista e informático australiano

 

Para encontrar el origen de internet tendríamos que viajar en el tiempo hasta 1969, una fecha en la que muchos de nosotros aún ni habíamos nacido y desde luego en las viviendas nadie hablaba de ordenadores personales, portátiles o móviles Smartphone. Ese año se creó ARPANET, la primera conexión a distancia entre computadoras de tres universidades estadounidenses.

Aunque la concepción de la idea de esta conexión es incluso anterior, nueve años antes. Fue el ARPA (DARPA en la actualidad, las siglas de Defense Advanced Research Projects Agency) y fue un proyecto concebido para mejorar las comunicaciones militares del ejército de los EEUU.

Durante la década de los 70 del siglo XX progresivamente otras computadoras de instituciones académicas y gubernamentales se fueron uniendo a esta red de comunicación que creció poco a poco.

Internet se hace público y general

En 1983 la red ARPANET cambia el protocolo NCP (el que se estaba usando hasta ese momento) por el protocolo TCP/IP que es el utilizado actualmente. Pocos años más tarde, en 1986 comienza el desarrollo de NSFNET, la principal red en árbol del mundo a la cual se le unen después NSINET y ESNET en Estados Unidos que junto con otras redes europeas ya en marcha constituyen lo que se podría considerar el esqueleto inicial de la actual internet tal y como la conocemos hoy en día.

Fue un grupo de físicos radicados en el CERN de Ginebra y encabezados por Tim Berners-Lee quienes desarrollan el lenguaje HTML que posteriormente, en 1990 dio origen a la primera WorldWideWeb y el primer servidor web. Su sencillo manejo y las probabilidades gráficas y herramientas de programación que este código prestaba son los que permitieron la configuración del internet que conocemos hoy en día. Esta red comenzó a llegar al público de manera masiva no sólo a organismos oficiales sino a usuarios individuales.

El 30 de abril de 1993 el CERN permite que cualquier persona u organismo utilice la tecnología que ellos habían creado y fue lo que relanzó internet. Además ese mismo año se levantan las restricciones para el uso comercial de internet tendiendo hacia una descentralización gubernamental de la red para que fuera de dominio público.

Esto es lo que ha permitido el crecimiento vertiginoso de internet, su extensión a nuevos dispositivos, el crecimiento de usuarios. También la creación de nuevos usos además de los primeros chats y la WWW, redes sociales, apps, mensajería… y todo lo que conocemos hoy en día. Pero sobre todo una extensión casi generalizada a organismos de todo tipo y usuarios particulares. Se calcula que en el año 2016 unos 2.300 millones de personas (casi un tercio de la población mundial) estarán conectadas a internet.

 

Imagen: Dean Terry en Flickr.com con licencia Creative Commons

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

Deja un comentario