El Fake: la gran mentira en la red

Hemos hablado de la manipulación mediática y también de la automanipulación, ambas situaciones se basan en la mentira y el engaño con algún tipo de intención. En la red este engaño recibe el nombre de fake que también podría traducirse como bulo o noticia falsa.

 

“La manipulación, en la teoría de la acción antidialógica, como la conquista a que sirve,

tiene que anestesiar a las masas con el objeto de que éstas no piensen”

Paulo Freire, escritor y educador brasileño.

Aunque la mayoría de estos fakes se generan con un simple objetivo de notoriedad o burla o mofa por parte de sus creadores lo cierto es que muchos de ellos tienen otros fines más profundos y buscan una manipulación social más amplia. Muchos de esos fakes llegan a convertirse en noticias ya que trascienden el nivel de las redes sociales y el efecto viral y llegan a ser creídas por los consejos de redacción de los medios de comunicación convirtiéndose, aunque sea por escaso tiempo, en noticia oficial.

De esta manera simples historias falsas inventadas por ciberusuarios burlones o malintencionados llegan a manipular a la sociedad. Muchos de esos fakes que se convierten en noticia con cierta facilidad luego perduran y se mantienen en el recuerdo colectivo durante largo tiempo y es casi imposible reparar el engaño cometido.

Prácticamente ningún medio de comunicación se libra de haber llegado a publicar como noticia veraz un fake. La proliferación de ellos en las redes y el perfeccionamiento de los mismos, la agudeza de sus creadores y los protocolos mediáticos que llaman a la publicación de la noticia lo antes posible a modo de exclusiva hacen que el proceso para “colocar” un fake falso a un medio de comunicación sea relativamente fácil. La extensión de las redes de comunicación gracias a internet y la inmediatez consiguen que un fake pueda convertirse en verdad universal en cuestión de minutos.

Además los fakes cada vez se apoyan en documentos gráficos más perfectos. Si hace una década los montajes fotográficos que le acompañaban eran de dudosa calidad, hoy en día el software y los equipos al alcance del gran público permiten que un usuario con pocos conocimientos sea capaz de hacer vídeos o imágenes absolutamente creíbles que apoyen la credibilidad del fake como noticia.

Sólo podemos parar el mecanismo de la manipulación y el engaño a través de las redes aplicando el sentido común a nuestra acción en la red y adquiriendo un hábito de verificación permanente de la información que descubrimos en las redes sociales. De lo contrario podremos llegar a crear, con nuestra complicidad, un mundo mediático de mentiras y engaños que nos harán dudar de manera permanente del mundo en el que vivimos.

 

Imagen: Chechi Peinado en Flickr.com con licencia Creative Commons

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

3 thoughts on “El Fake: la gran mentira en la red

    […] Junto a ello hemos tratado una de las primeras formas de automanipulación de moda hoy en día: el fake (algo falso, una mentira en la red) y también hemos hablado de los trolls (la figura manipuladora […]

    De manera paralela, la gran mentira no caнa en saco roto si salvaba a un niсo perdido en un bosque de Utah , que, utilizando las tйcnicas de Bear Grylls, conseguнa en junio que el equipo de rescate le encontrase.

    […] Los bulos o los fakes en internet son multitud y sus motivaciones variadas. Su objetivo es engañar y falsear, bien por intereses económicos, afán de notoriedad, etc. Ya hemos hablado de ello anteriormente en PidoLaPalabra.es. […]

Deja un comentario