El castellano: el idioma más optimista del mundo

Un reciente estudio elaborado por la Universidad de Vermont sobre los diez idiomas más utilizados del mundo demuestra que nuestro idioma es más “feliz” y “optimista” que la media del estudio. Algo así como que a los hispanohablantes nos gusta hablar más “en positivo” que a los hablantes de otros idiomas.

“Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace.”

Jean Paul Sartre, filósofo y escritor francés

El estudio se ha centrado en los principales idiomas utilizados en el mundo: inglés, francés, español, alemán, coreano, chino, ruso, árabe, indonesio y portugués de Brasil y para su elaboración los científicos se han apoyado en un denominado “Laboratorio de historia computacional”. Mediante este sistema se han procesado cantidades enormes de palabras utilizadas en cadenas de televisión, letras de canciones, diarios, películas, las búsquedas de Google e incluso de la red social Twitter. Con ello han conseguido detectar las 10.000 palabras más utilizadas en cada uno de los idiomas y hacer una comparativa en función del significado de las palabras y aportándoles una puntuación a cada uno para compararlas a través de un algoritmo.

Según el resultado final de este estudio el castellano es el idioma más optimista de todos,  el chino sería el menos optimista de los diez. Lo cierto es que la comparativa puede ser algo forzada ya que hacer un estudio así es bastante complicado por la cantidad de información que se está manejando pero sí que destaca que, a nivel mundial, se percibe una tendencia al optimismo generalizada. Es decir, utilizamos más palabras felices que tristes. ¿Buena señal? Ya cada uno que saque sus propias conclusiones.

En el mundo utilizamos más palabras “felices” que “tristes”

Lo cierto es que poder evaluar de esta manera los idiomas del mundo se nos antoja una labor difícil y en la que aún se tendría que avanzar mucho pero desde luego estaremos atentos a las nuevas noticias que pueda haber al respecto. Sin duda sería apasionante poder valorar el estado emocional del planeta a través del lenguaje utilizado por la población, especialmente a través de redes sociales, internet, etc. Es justo uno de los objetivos del Proyecto Hedonómetro del que os hablaremos más adelante.

Imagen: Amaury Henderick en Flickr.com con licencia Creative Commons

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

Deja un comentario