Atentados, bulos y redes sociales

Los atentados terroristas se han convertido en algo frecuente hoy en día. Especialmente en zonas de conflicto como Afganistán, Siria e Irán aunque también en nuestro continente: Europa. Debemos luchar contra él de todas las formas posibles. Y aunque pensemos que no va con nosotros, como internautas podemos hacer mucho por combatir los efectos del terrorismo. En especial en las redes sociales. En ellas se difunden muchos bulos y noticias falsas cada vez que se produce un atentado. La mayoría de ellos generan mucho daño: aumentan la sensación de terror, confunden a la opinión pública y entorpecen las labor de las fuerzas de seguridad en situaciones de emergencia.

“El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son”.

Tito Livio, historiador romano.

Aprender a detectarlos, neutralizarlos y no contribuir a su propagación son nuestra misión. Para ello los amigos de Maldito Bulo, la cuenta de Twitter especializada en detectar bulos y noticias falsas junto con los compañeros de El Objetivo de la Sexta han elaborado una sencilla guía de 6 pasos con los que podemos combatir la propagación de la información falsa.

Consejos para detectar bulos en un atentado.

Según este sencillo documento de Maldito Bulo y El Objetivo deberíamos:

1- Tener cuidado con la información que difundimos. No fiarnos de cualquier fuente o cualquier información pasada por uno de nuestros contactos sin saber que la fuente es fiable.

2- Priorizar el seguimiento de las noticias a través de medios autorizados. Las cuentas de twitter de las Fuerzas de Seguridad del Estado o algunos medios son los que suelen tener la información de primera mano.

3- Si una información no está siendo difundida por nadie más duda de ella.

4- Es preferible buscar las fuentes primarias en los medios de comunicación del país donde ha sucedido el atentado.

5- Desconfiar de las fuentes que no se muestran o de simples capturas de pantalla sin enlaces.

6- Comprobar la fecha de las noticias que se difunden así como noticias del tipo desapariciones de personas durante el atentado si estas no han sido difundidas por las cuentas oficiales de las fuerzas de seguridad del estado.

Muchos usuarios difunden todo tipo de noticias falsas sin saberlo y con toda su buena intención. Pensamos que “si es por ayudar y si es mentira no hace daño a nadie”, pero en realidad difundir determinadas noticias falsas si puede hacer mucho daño. Desde provocar aglomeraciones humanas que pueden suponer un problema añadido para policía, bomberos o servicios sanitarios hasta provocar el miedo en la población lo que contribuye a que la situación se haga más problemática.

Seamos responsables e investiguemos antes de difundir nada.

Fuente de información e imagen: Maldito Bulo y El Objetivo.

 

 

Autor entrada: José María Díaz

José María Díaz López. Periodista, bloggero y aprendiz de Community Manager. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y por la comunicación humana en sus diversas formas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *